EL MAGAZINE DE LA INDUSTRIA DEL PLÁSTICO

Bolsas hidrosolubles son una opción para preservar el medioambiente

Post 9 of 308

A partir de un cambio en la fórmula del plástico será posible fabricar bolsas hidrosolubles. Esta es la premisa de un grupo de emprendedores que se han dedicado a fabricar bolsas de plástico y de tela reutilizables, capaces de disolverse en agua.

Se trata de Roberto Astete y Cristian Olivares, dos chilenos que comenzaron con este proyecto a partir de ciertos experimentos realizados con detergente biodegradable. Así hallaron una fórmula química a base de alcohol depolivinilo, soluble en agua (PVA) que puede reemplazar al petróleo y sus derivados, logrando así un producto diferente y amigable con el medio ambiente.

Tanto la bolsa plástica como la de tela reutilizable son solubles en agua. Lo que queda como residuo es carbono el cual es totalmente inocuo, es decir, no presenta ningún efecto en el cuerpo humano. En términos de apariencia, no existe ninguna diferencia con el plástico tradicional y puede utilizarse para fabricar cualquier tipo de materiales como vajillas plásticas, utensilios de cocina, vasos, etc. Solo hay que resaltar que con esta nueva fórmula, el plástico tarda no más de 5 minutos en disolverse en el agua.

En el caso de las telas, estas son solubles en agua caliente. Este material podrá ser utilizado para fabricar productos para hospitales como batas, ropa para camillas, cubrebocas, etc., de tal manera que el personal puede programar su destrucción.

No se trata de un invento único de estas caracteristicas, pero ciertamente es el más económico hasta ahora y se espera que el precio pueda mejorarse aún más. Algo muy importante para destacar es que además son antiasfixia, ya que pueden disolverse con saliva o lágrimas.

La empresa Solubag ha proyectado comenzar a comercializar sus productos en Chile a partir del mes de octubre de este año.

Menu