EL MAGAZINE DE LA INDUSTRIA DEL PLÁSTICO

Envases falsificados son difíciles de detectar

Post 10 of 571
Envases falsificados son difíciles de detectar

Las marcas conocidas están viviendo una mala situación con los falsificadores de envases, ya que están logrando una mayor penetración en el mercado y haciendo que cada vez sea más difícil detectarlas. Obviamente, esto pone en riesgo a la marca, pero también a los consumidores.

Uno de los problemas es que las etiquetas se ven casi como las originales, por lo que es muy difícil distinguir a los falsos. El comercio de productos falsificados supone el 3% de todas las transacciones internacionales, con un valor de 509 mil  millones de dólares.

En las fronteras de la Unión Europea (UE), la detección de productos falsificados llegó a un 34% en 2018 y la gran mayoría ponía en riesgo la salud.

La falsificación de envases y, obviamente de productos, no solo supone alimentos y bebidas alcohólicas, sino también medicina. Aproximadamente el 62% de los medicamentos que se compran a través de Internet son ilegales, según la Alianza Europea para el Acceso a Medicamentos Seguros. Desafortunadamente, esta cifra va en aumento, por lo que las marcas tiene que comenzar a proteger al consumidor.

Una de las soluciones es la puesta en marcha de una normativa estricta que introducirá códigos de identificación única en los productos. Esta acción fue impuesta por el Reglamento de la UE sobre productos sanitarios y entrará en vigor en mayo de 2020.

Otras soluciones:

1. Codificación para la trazabilidad. Un marcaje eficiente de los productos y envases, que sea legible en cada etapa de la cadena de suministro puede ayudar a que la falsificación sea más fácil de visualizar.

2. Embalaje secundario. Los falsificadores no reproducen embalajes secundarios y esto le garantiza al cliente la autenticidad.

3. Códigos QR. Son baratos y fáciles de hacer, también permiten verificar la autenticidad de los productos, ya que redirige el producto a la página web oficial.

4. Etiquetas GS1. Estas se utilizan en el sector de la salud y permiten a los usuarios obtener muchos más datos a partir de un mismo código. Se trata de una forma de mejorar la calidad y seguridad del cuidado, no solamente para el consumidor, sino también para el dueño de la marca. Cuando el usuario final escanea la etiqueta, puede enviarse una alerta al propietario de la marca original en caso de haber copias del embalaje, lo que le permite identificar cuándo y dónde hay falsificaciones en circulación, y tomar medidas.

5. Etiquetado con texturas. Estas etiquetas son más difíciles de imitar, por la inversión que deben hacer los falsificadores.

6. Envases a prueba de manipulaciones. También usado en el sector médico. Un sello a prueba de manipulaciones y una autentificación mediante el número único del código de barras es la mejor manera de certificar tus productos.

*Información de Interempresas

Menu