Aidimme certifica embalajes de residuos para COVID-19 y para el transporte de microorganismos infecciosos

132
views
Aidimme certifica embalajes de residuos para COVID-19 y para el transporte de microorganismos infecciosos

El consejero de seguridad y miembro de la subcomisión de Transportes de Mercancías Peligrosas del Ministerio de Transportes, Raúl Moreno, explica que los sistemas de embalaje para contener agentes biológicos patógenos, como el COVID-19, requieren de una serie de ensayos previos para poder certificar su idoneidad para el fin, dado que son fuente de alto contagio durante su manipulación.

Además, afirma que la seguridad de las personas es prioritaria, debiendo ser más rigurosos en el entorno actual, como resultado de la pandemia.

Todo lo referente al transporte de materias infecciosas para el diagnóstico, el desarrollo de vacunas, o el tratamiento de sus residuos, se encuentra legislado por normas y leyes derivadas de las recomendaciones de la ONU.

Este tipo de embalajes deben ser seguros para evitar cualquier tipo de fuga de los materiales de las sustancias infecciosas que contienen. Están compuestos por tres elementos, un recipiente interior, el embalaje secundario, y finalmente el embalaje exterior.

La compañía Aidimme contempla un estricto procedimiento a través de una serie de pruebas de aptitud para certificar la seguridad de los sistemas de embalajes.

El triple embalaje se congela y se moja para distintas pruebas, con test críticos a 1,2; 1,8; y a 9 metros de altura, o a temperatura ambiente con barra de acero para los que contienen los agentes patógenos que presentan un riesgo para la vida.

Otro ensayo somete a los embalajes secundarios o recipientes interiores a una presión interna de 95 kilopascales, lo que deben soportar sin tener fugas, garantizando de esta manera la seguridad del triple embalaje.

De igual forma, los embalajes de plástico deben superar la resistencia a la penetración del instrumental punzante o cortante que aloja, para este uso específico.

Para otros casos de uso, las cajas se acondicionan a 23 grados y al 50% de humedad, y se realiza el ensayo de “Cobb” en el Laboratorio de Materiales Celulósicos, que evalúa la absorción del cartón hasta los 155 gramos de agua por metro cuadrado.

Este laboratorio también puede evaluar la resistencia del cartón mediante el ensayo denominado de perforación, que ofrece un valor en función de la resistencia al balancín troquelador.

Los impactos tras la congelación de las muestras como las compresiones por apilamiento son determinantes para validar que los embalajes son idóneos para su función.

El Laboratorio de Mercancías Peligrosas de Aidimme se encuentra acreditado para todos los ensayos, siguiendo la Recomendación Modelo de la ONU que se plasma legalmente para los distintos modos de tránsito: por carretera, por avión, marítimo o ferroviario.