AIMPLAS presentó cerca de 200 proyectos de I+D+i y realizó cerca de un millar de servicios relacionados con la economía circular en 2021

190
views
AIMPLAS presentó cerca de 200 proyectos de I+D+i y realizó cerca de un millar de servicios relacionados con la economía circular en 2021

Los retos a los que se tiene que enfrentar la sociedad actual son cada vez más y mayores. La crisis sanitaria de la COVID-19 ya mostró la importancia de apostar por la investigación y posteriormente la necesidad de lograr una recuperación verde, respetuosa con el medio ambiente. La actual situación productiva vuelve a poner sobre la mesa que los recursos naturales son limitados y el modelo de producción lineal es insostenible económica y medioambientalmente. Para AIMPLAS, Instituto Tecnológico del Plástico, la economía circular es una de las claves para dar respuesta a estos retos y por eso representa una parte muy importante de su actividad.

Algunas de las líneas de trabajo del centro tecnológico en materia de I+D+i son las del ecodiseño, la incorporación de materiales biobasados, reciclados, reciclables, biodegradables o compostables, el desarrollo de nuevos modelos de negocio basados en la reparación y reutilización, la mejora de los sistemas de recogida, gestión y separación de los residuos y de los procesos de reciclado mecánico y químico para obtener materiales de calidad para su incorporación en aplicaciones de alto valor añadido.

En total, durante el año pasado se presentaron 178 proyectos de I+D+i relacionados con la economía circular como GO-Oliva, llevado a cabo con la cooperativa olivarera Los Pedroches, que ha permitido el desarrollo de un nuevo material plástico biodegradable y compostable a partir del hueso de oliva para fabricar productos relacionados con el aceite de oliva que podrán ser procesados en una planta de compostaje e incorporados con el compost en el propio olivar. O el proyecto MICROPLAST, en el que también han participado Aguas de Valencia y la Universitat de València con el objetivo de eliminar los microplásticos de las aguas residuales tanto urbanas como industriales. Gracias a él se ha desarrollado una metodología estandarizada para obtener datos homogéneos sobre la presencia de estas partículas en distintas fuentes de agua residuales.

Con AIDIMME e INESCOP se ha desarrollado el proyecto PUCO2 en el que se ha investigado cómo convertir el CO₂ de emisiones industriales en productos químicos de alto valor añadido. Se han desarrollado sistemas de conversión del CO₂ en poliuretanos para su uso en pinturas, barnices y adhesivos en el sector calzado y el mueble. El proyecto ECOGLUE II, en colaboración con INESCOP, ha hecho posible el desarrollo de una nueva generación de bioadhesivos respetuosos de aplicación en los sectores del calzado, el transporte y la construcción. Con las mismas propiedades y funcionalidad que los adhesivos convencionales, presenta la ventaja de que se ha obtenido a partir de fuentes renovables y de ser desmontable, lo que facilita el reciclado.

Además, AIMPLAS ha coordinado el proyecto europeo LIFE ECOMETHYLAL que ha concluido con la construcción de una planta capaz de extraer de cada kilo de residuos no reciclables procedentes de los sectores de la automoción, el eléctrico- electrónico y del envase hasta medio kilo de metilal, una sustancia que se puede utilizar como disolvente o como materia prima para la producción de nuevos plásticos. Igualmente, AIMPLAS ha liderado el proyecto europeo RECOTRANS para fabricar vehículos más ligeros sin aumentar los costes. Se han desarrollado nuevos composites termoplásticos mediante la integración de la tecnología de microondas y unión láser y se ha comprobado una reducción de los costes y del consumo, así como la viabilidad de su reciclado y la procesabilidad del material resultante.

El proyecto OCEANETS, en el que ha participado AIMPLAS, ha desarrollado procesos de reciclado químico y mecánico para valorizar las redes fuera de uso en forma de ropa deportiva incorporado trazadores como una garantía de su procedencia. Para ello se ha incorporado un aditivo que cambia de color cuando es expuesto a infrarrojos.