Anaip presenta la plataforma ReCAIB

41
views
Anaip presenta la plataforma ReCAIB

El Real Decreto 293 de España, referido a la reducción del consumo de bolsas plásticas entró en vigor en 2018, sin embargo, hace ya muchos años que se está trabajando sobre la concientización en el consumo responsable.

Este se ha convertido para Anaip en una prioridad de trabajo, tanto en la industria como en la administración,  y su grupo sectorial de bolsas. Desde hace muchos años que han puesto en marcha diversas medidas tendientes a reducir el consumo de las bolsas plásticas, como, por ejemplo, la creación de la norma UNE que define los requisitos que debe cumplir una bolsa reutilizable, campañas de sensibilización y concientización que tiene como pilares tres mensajes específicos: responsabilidad en el uso, reutilización y reciclaje al finalizar la vida útil del producto en un contenedor amarillo.

La última medida del mencionado Decreto ha entrado en vigor en el transcurso de este año, estableciendo cuáles son las bolsas que pueden entregarse en los comercios, y son: las que contienen material reciclado y se desechan en el contenedor amarillo, y las biodegradables y compostables, que son de distinto grosor dependiendo del uso al que se destinan, y se desechan en un contenedor de color marrón.

Anaip, por otra parte, puso en funcionamiento una plataforma llamada ReCAIB (Responsabilidad y Compromiso Ambiental en la Industria de Bolsas de Plástico), que está formada por empresas fabricantes atentas al cumplimiento de los requisitos y obligaciones de la norma, comprometiéndose a no producir ni importar productos que no se encuentren contenidos en ella.

La plataforma se presentó el 3 de julio pasado, dos días antes del día internacional libre de bolsas de plástico, con la intención de difundir información sobre el tipo de bolsas que se adecuan a la ley, al mismo tiempo que destaca que las bolsas de plástico tradicional no son bolsas de un solo uso, sino que son capaces de resistir múltiples usos, según norma UNE 53930-1/2, brindando así otra alternativa asequible, eficiente y amigable con el medio ambiente que las fabricadas con otros materiales.

Es importante destacar que una bolsa de plástico reutilizable pesa 20 gramos, mientras que una de papel pesa 50. Además, el papel necesita más energía para su elaboración y reciclaje.

Las bolsas de tela, por otra parte, si está elaborada con algodón pesa 250 gramos y su elaboración consume agua, tierra, fertilizantes o pesticidas en cantidades que, para que tenga un impacto menor que una de plástico, debería ser capaz de utilizarse por lo menos 200 veces.

Las bolsas biodegradables y compostables, según norma UNE-EN 13432, están diseñadas especialmente para el contacto con alimentos y, por cuestiones higiénicas, se suelen desechar luego de usarlas. Por ese motivo, en cuanto a sustentabilidad, es más útil que sean de plástico compostable y se desechen en el mismo contenedor que los residuos orgánicos. Estas bolsas deberán estar certificadas y se podrán identificar fácilmente a través del punto marrón, el mismo color usado para designar al contenedor de desechos.

El Real Decreto 293/2018 también prevé la creación de un registro de productores e importadores de bolsas para recopilar información sobre la cantidad de este tipo de productos puestos en el mercado; y permite además recopilar información veraz y asegurar que se cumplan los objetivos plasmados en la legislación.

Las empresas adheridas a ReCAIB deberán sumarse también a este registro, para obtener datos fehacientes que ayuden a las autoridades a tomar las medidas adecuadas a la situación real.

Toda la información sobre ReCAIB y el formulario de adhesión puede consultarse en la página web de la plataforma: www.recaib.es.