El éxito de la REP requiere cinco principios de diseño

123
views
El éxito de la REP requiere cinco principios de diseño

Coincidiendo con su 50º aniversario, TOMRA ha publicado su último whitepaper en el que analiza cómo conseguir un mayor rendimiento de los programas de Responsabilidad Extendida del Productor (REP). Este principio político tiene el poder de acelerar el cambio en la sociedad hacia una economía más circular, donde los recursos se reutilizan repetidamente para maximizar su valor. TOMRA, líder en innovación para la gestión de residuos y recursos, ofrece soluciones prácticas para hacer frente a un volumen de residuos de envases cada vez mayor.

El nuevo whitepaper de TOMRA, EPR Unpacked: A Policy Framework for a Circular Economy, examina los esquemas de REP para los residuos de envases y sirve como guía detallada para las autoridades políticas responsables del diseño y desarrollo de los esquemas REP, ofreciendo una perspectiva multifacética y conocimientos prácticos para ayudar a lograr un mayor rendimiento.

La REP garantiza que los productores y fabricantes asuman la responsabilidad de todo el ciclo de vida de sus envases, desde el diseño hasta el acopio, el reciclaje de los residuos y su eliminación final. Dado que los productores deben facilitar una financiación específica para sus propios envases, este principio político también puede incentivar un diseño y gestión de envases sostenibles basados en la jerarquía de residuos para lograr mayores resultados medioambientales.

El whitepaper explica los cinco principios de diseño necesarios para aplicar con éxito un sistema de REP. Estos principios son los siguientes: la circularidad, que prioriza la jerarquía de residuos, incentiva el diseño ecológico y utiliza protocolos de medición fiables; el rendimiento, que incluye un alcance bien definido, funciones y responsabilidades claras y objetivos integrales que se amplían con el tiempo; sistemas de conveniencia y fáciles de usar que aumentan la cantidad de recursos valiosos que se recogen y procesan de forma eficaz; la responsabilidad del productor, que establece normas claras para la gestión de los residuos de envases; y, por último, la integridad del sistema, que garantiza la transparencia y el cumplimiento para apoyar la consecución de los objetivos.

El análisis holístico y la organización de todo el ciclo de vida de los envases son parte integral de una política medioambiental activa, mientras que los correspondientes diseños ecológicos determinan la calidad del reciclado, independientemente de las condiciones locales. El whitepaper ofrece consejos para reestructurar o afinar el sistema existente, transformándolo en un circuito cerrado.

“La experiencia de primera mano de TOMRA en numerosos mercados de todos los continentes nos ha enseñado qué métodos pueden utilizarse para abordar con éxito el reto de la gestión de los residuos de envases posconsumo, y qué combinaciones funcionan mejor”, afirma Wolfgang Ringel, SVP Public Affairs de TOMRA. “En algunas regiones, en las que se han establecido sistemas eficaces de gestión de residuos, es necesario hacer más para fomentar el correcto acopio, clasificación y reciclaje del valioso material que simplemente se tira. La implementación de unas obligaciones legalmente definidas (en otras palabras, obligatorias) que rigen el uso de los recursos y su manejo responsable es el camino a seguir; pues todo ello se traducirá en una protección climática directa y activa”.

En la actualidad, la REP se aplica en todas las regiones del mundo. En Asia, las iniciativas locales de REP se han convertido en redes interindustriales, en respuesta al hecho de que el 80% del plástico de los océanos del mundo entró a su territorio a través de las vías navegables asiáticas. Sudáfrica y Vietnam han implantado recientemente la REP para los envases, y varios estados de Estados Unidos están estudiando actualmente medidas de este tipo. Aunque estos esfuerzos están dando grandes pasos en el establecimiento de sistemas eficaces, la armonización nacional y mundial sigue siendo un reto, pero ofrece una gran oportunidad para la circularidad. Además, un marco normativo atractivo a favor de la REP debe promover la inversión y garantizar un desarrollo sostenible.

En Europa, los objetivos sólidos definidos en la Directiva de plásticos de un solo uso de 2019 han dado lugar a que casi todos los Estados miembros de la UE introduzcan una legislación sobre sistemas de devolución de depósitos para los envases de bebidas que se aplicará en 2029.

La aplicación de la legislación sobre REP es una medida transformadora para mejorar la calidad y la cantidad de los recursos que se reciclan, y que apoya así un avance más rápido hacia una economía circular.