Hacia una nueva tendencia: Empaques con propósito

110
views
Hacia una nueva tendencia: Empaques con propósito

La necesidad de proteger los productos que se ofrecen en el mercado ha creado la necesidad de recurrir a los empaques. Su constante uso ha generado serios problemas ambientales. Por ejemplo, en México se producen más de 7 millones de toneladas de plástico al año; y el 48% es destinado a envases y embalajes que no necesariamente terminarán siendo reciclados, por lo que se torna necesaria la creación de nuevas alternativas para preservar el medioambiente. Así es como surgen los empaques con propósito.

Según Sustainable Brands, la mayoría de las compañías deben enfocarse en las oportunidades que ofrecen sus empaques para la marca, junto con los beneficios que aportan las mismas al cuidado ambiental.

Los empaques con propósito son creados desde cero, utilizando el diseño técnico, la tecnología de materiales y la política medioambiental, teniendo en cuenta el embalaje físico, el lugar donde se produce y la forma, así como también los elementos de seguridad, aislamiento térmico y practicidad de uso en el proceso de entrega.

La mayoría los recursos que se utilizan en la elaboración de empaques con propósito se enfocan en los materiales utilizados; como, por ejemplo:

  • Cartón triturado a partir de cajas ya usadas.
  • Jabón envasado en algas.
  • Plástico de burbujas a base de plantas.

Entre los beneficios que aportan podemos mencionar que:

  • Solo utilizan la cantidad de material necesario.
  • Tienen menor peso, lo que se traduce en una menor generación de emisiones contaminantes.
  • Pueden ser elaborados por fabricantes locales, gastando menos energía en la entrega de los pedidos.
  • Requieren menos materiales de relleno
  • Ofrecen una mejor experiencia de desempaquetado, lo que, sin duda, beneficia a la marca.

La transición hacia un cambio sostenible puede comenzarse sustituyendo los materiales actuales y evaluando la utilización de nuevas opciones de embalajes. Productos pequeños pueden utilizar soluciones de embalajes más pequeñas, e incluso puede optarse por utilizar cartón corrugado como una opción para la venta minorista. Generar consciencia acerca de los beneficios ambientales que trae este cambio, impactará favorablemente no solo al planeta, sino también a la imagen de marca y al negocio en general, ya que cada vez más los consumidores están inclinándose a consumir productos que apoyan la sustentabilidad.