Impresión 3D para componentes biocompatibles y esterilizables

603
views
Impresión 3D para componentes biocompatibles y esterilizables

En los últimos tiempos se han producido grandes avances en ingeniería tecnológica y biomédica. Sin embargo, los fabricantes de dispositivos médicos siguen necesitando opciones más eficientes y de menor costo para fabricar equipos y dispositivos de atención médica para sus clientes.

A esta necesidad se suma también la de contar con compuestos biocompatibles y esterilizables personalizables.

Para ello, una opción viable es la impresión 3D, que permite elaborar de manera rápida y económica, ese tipo de componentes.

En el campo de la medicina, la impresión 3D ha sido utilizada para numerosas aplicaciones, produciendo un gran impacto en esta industria.

Elementos como prótesis impresas en 3D, requieren ser personalizadas para cada paciente, y eso puede requerir de más tiempo y también resultar más costoso.

Normalmente, el proceso de ajuste requiere de múltiples yesos y controles médicos para asegurar su correcto ajuste. Con las prótesis impresas en 3D ya no es necesario el enyesado. Con un escáner conectado a una impresora 3D es posible desarrollar un modelo base que sirva para elaborar una prótesis personalizada en una sola visita.

Otros dispositivos e implantes como audífonos, articulaciones artificiales y válvulas cardíacas, ya se están elaborando con tecnología de impresión 3D. Los audífonos y válvulas cardíacas ahora pueden ser fabricados en 24 horas, cuando normalmente este proceso requería de una semana.

Las válvulas cardíacas fabricadas de silicona aportan una mejora considerable sobre las tradicionales, ya que se ajustan con mayor precisión.

En Odontología y Ortodoncia también se requieren materiales personalizados. Las prótesis dentales, coronas, implantes y retenedores requieren ser adaptados para cada paciente.

Actualmente, los escáneres 3D y los rayos X son utilizados para elaborar modelos impresos en 3D usando plásticos esterilizables en muy poco tiempo.

Todos los materiales que se utilizan en la impresión 3D brindan una importante mejora comparándolos con los utilizados tradicionalmente.

Materiales como TPU y nailon han sido clasificados por la FDA como Clase I a VI para medicina, lo que significa que pueden soportar un contacto prologado con la piel sin producir citotoxicidad.

Entre los materiales utilizados para la impresión 3D podemos mencionar:

  • Nylon PA-12, un plástico duradero y de múltiples usos. Además es liviano, esterilizable en autoclave a vapor, y resistente a la corrosión.
  • Estane TPU, una goma imprimible en 3D aprobada por la FDA para aquellas aplicaciones que requieren un elastómero en lugar de un plástico rígido.
  • Titanio, este material sigue siendo el líder de los metales biocompatibles. Es utilizado para marcapasos, articulaciones de reemplazo, implantes dentales, entre otros usos.
  • PC-ISO, un policarbonato biocompatible utilizado en la impresión 3D FDM. Se aplica en guías quirúrgicas y moldes.

Todos estos materiales cumplen con los requisitos de biocompatibilidad y esterilización.

Otros beneficios de la impresión 3D son: tener un precio más económico, la posibilidad de cambiar el diseño con menor antelación, requerir de un volumen bajo de espacio y tiempos de respuesta más cortos.

La industria médica podrá seguir avanzando para brindar mejores resultados a sus pacientes en la medida en que existan más opciones para fabricar componentes biocompatibles, esterilizables y eficientes.