La basura acumulada en los océanos es uno de los grandes retos del siglo

117
views
La basura acumulada en los océanos es uno de los grandes retos del siglo

La Universidad de Cádiz ha publicado un estudio que refleja que ¾ parte de los elementos encontrados en mares y ríos son de plástico. Un estudio más, publicado en la revista Nature Sustainability arroja que el 80% de los objetos encontrados, en promedio, son plásticos. En porcentajes, la mayor cantidad (95%), se encuentran en aguas superficiales, mientras que en costas hay un 83% de este material y en lechos de ríos un 49%. Otros elementos de metal, vidrio, textiles, goma, papel, y madera procesada, le siguen en esta lista. Los cuatro productos más contaminantes son las bolsas de un solo uso, las botellas, los envases de comida y los envoltorios.

Tanto la elaboración desmedida de productos plásticos de un solo uso, el comportamiento inadecuado de algunos consumidores, como la falla de los sistemas de recuperación, tienen como consecuencia una presencia constante de plástico en la naturaleza.

No hay que perder de vista la gran contribución que ha hecho el plástico en nuestras vidas, incluso durante la pandemia, para preservarnos y facilitar las tareas de prevención de contagios entre otras actividades. Sin embargo, la medida de gestión prioritaria se sostiene en la prohibición de productos plásticos desechables pues se considera la forma más eficaz de minimizar la contaminación por residuos.

Una idea podría ser que los productos que se consumen al aire libre considerados como indispensables podrían incluirse dentro de la “responsabilidad ampliada del productor (RAP), junto a una tasa de depósito reembolsable al consumidor de productos en el exterior. Por otra parte, toda sustitución de artículos plásticos por otras alternativas elaboradas con materiales degradables, debería tener en cuenta el impacto que provoca a lo largo de su ciclo de vida completo, ya que de igual manera podrían contaminar el medioambiente.

Andrés Cózar y su equipo de investigación pertenecientes a la Universidad de Cadiz, presentaron en 2014 el primer mapa global de plástico en el océano. Detallaron la existencia de cinco importantes zonas de acumulación de plástico flotante, donde el 99% del plástico recogido en los grandes giros oceánicos durante aquella tarea fueron fragmentos menores de 2 cm. Revelaron también que las concentraciones de macro-basura en costas y fondos costeros son 10.000 veces superiores a las concentraciones en los fondos profundos, y 100.000 veces superiores que en las aguas oceánicas. Por otro lado, advirtieron que la costa es una franja clave para interceptar la basura antes de que se convierta en microplásticos y sean esparcidos sin control por el océano.

En cuanto a la basura procedente de fuentes marinas, esta requiere un tratamiento más complejo, sugiriéndose una tasa fija global para el desembarque de residuos en puerto.

Frente a los retos que está planteando la presencia del plástico en los océanos, se han propuesto una serie de iniciativas para mitigar sus efectos, teniendo como limitación el escaso conocimiento de la situación real como para orientar estos planes. La información con la que se cuenta todavía esta dispersa y desorganizada, y estudios como este proporcionan una base sólida sobre la que definir y coordinar planes de acción más efectivos.

Este estudio, financiado por la Fundación BBVA, el Ministerio de Ciencia e Innovación y el Gobierno Andaluz, integra los inventarios de basura realizados en playas, ríos, aguas costeras y mar abierto, tanto en superficie como en fondo.