La plataforma de talento que transforma el futuro del trabajo

211
views

En un entorno laboral cada vez más dinámico y volátil, las tácticas convencionales de contratación y reclutamiento han perdido efectividad. En México, la tasa de desempleo se situó en el 2.9% de la población económicamente activa (PEA) en mayo de este año, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Este número representa un descenso en comparación con el año anterior, pero también indica un incremento mensual, evidenciando una constante fluctuación en el mercado laboral. En medio de estos desafíos, surge Klimb, una startup que, basada en un modelo SaaS, aspira a crear un ecosistema digital de reclutamiento. Su objetivo es transformar los procesos de selección, empoderando a las empresas para encontrar el talento adecuado de forma rápida, eficiente y colaborativa. Además, busca facilitar y potenciar las oportunidades profesionales en áreas tecnológicas y digitales.

El equipo fundador de Klimb detectó numerosas falencias en las plataformas de reclutamiento actuales, desde la eficiencia y tiempos en el proceso hasta la experiencia completa del usuario. Agobiados por los procesos repetitivos, la falta de automatización y la ausencia de una interacción personalizada, decidieron concebir una solución que ellos mismos encontrarían valiosa. Así nació Klimb, durante la pandemia.

Después de un año de intenso desarrollo y rigurosas pruebas, la HR Tech ha resuelto la mayoría de los problemas que surgieron en su fase beta. Hoy, la plataforma se prepara para desplegar una solución integral de reclutamiento, que comprende desde la publicación de ofertas de empleo hasta el software de administración de reclutamiento. Con miras al futuro, Klimb planea añadir características y servicios adicionales a su plataforma, consolidando así un ecosistema integral para los profesionales de Recursos Humanos.

Los trabajos del futuro

Klimb se enfoca principalmente en este momento en los nichos tecnológicos y digitales, los así denominados “trabajos del futuro”. Esta elección se basa en la alta demanda de estos sectores y la falta de una plataforma robusta especializada en estos nichos en América Latina. Sin embargo, la startup va más allá de ser simplemente una “plataforma de empleo”; busca crear una experiencia de usuario completa, personal y acogedora, en contraposición a la impersonalidad y frialdad de muchas otras plataformas.

Aun así, la visión de la compañía excede la de ser una mera herramienta de reclutamiento. Su misión es “atacar el desempleo con tecnología”, facilitando la conexión entre empresas y talentos. Klimb no es solo una solución tecnológica; es una respuesta al desafío humano y social que representa el desempleo.

Recursos Humanos y la inteligencia artificial

La inteligencia artificial (IA) de Klimb desempeña un papel fundamental para mejorar la experiencia de sus usuarios, tanto para los solicitantes de empleo como para las empresas y los profesionales de Recursos Humanos. Para quienes buscan empleo, la IA de la plataforma, que usa los últimos grandes modelos de lenguaje (LLMs) como GP4, evalúa sus habilidades, experiencias e intereses, y los compara con las demandas y expectativas de las empresas y sus ofertas de trabajo, esto, para emparejar a los usuarios con posiciones que se ajusten a sus perfiles y preferencias.

El algoritmo de Klimb aprende y se adapta a cada usuario a medida que interactúa con la plataforma, lo que le permite presentar oportunidades de trabajo cada vez más alineadas con sus objetivos de carrera. Esta personalización permite a los usuarios sentirse comprendidos y apoyados en su búsqueda laboral, y no simplemente como un número en un mar de candidatos.

Por otro lado, para las empresas y los profesionales de Recursos Humanos, la IA de Klimb simplifica y agiliza los procesos de reclutamiento [1]. La plataforma permite a las empresas crear y publicar descripciones de las ofertas de empleo, alineados con la visión y cultura de la empresa en segundos. Más allá de eso, la IA de Klimb se encarga del perfilamiento de candidatos, ayudando a las empresas a encontrar a los candidatos que mejor se ajusten a sus necesidades y al perfil del puesto.

En lugar de revisar manualmente un gran volumen de solicitudes, los reclutadores pueden confiar en la plataforma para preseleccionar a los candidatos que sean más prometedores. Al final del día, Klimb logra hacer más humana la interacción entre empresas y candidatos, creando una experiencia personalizada para ambos.

De esta forma, Klimb se convierte en una herramienta de gran valor para las empresas, que pueden encontrar al personal adecuado de una manera más ágil y eficiente, y para los candidatos, que pueden encontrar las oportunidades que mejor se alinean con sus habilidades y ambiciones.

“Nuestra esencia en Klimb trasciende los confines tradicionales: no nos detenemos en títulos ni en historiales educativos. Valoramos la pasión, la dedicación y el impulso de usar la tecnología para avanzar y romper barreras. Creemos en un mundo donde el talento, impulsado por la innovación y la ambición, es el motor que nos mueve hacia un futuro más brillante”, menciona el vocero para LATAM de Klimb.

A la fecha, Klimb ha captado a más de 3.000 usuarios y cuenta con más de 100 empresas registradas. No obstante, estos son apenas los primeros pasos de un recorrido que promete ser largo y emocionante. Klimb proyecta seguir expandiéndose y refinando su plataforma para brindar a las empresas y a los talentos una experiencia de reclutamiento más eficiente, automatizada y personalizada.

Lo que los usuarios perciben hoy es apenas una fracción de lo que Klimb tiene planeado para el futuro. Aunque la plataforma ya ofrece todas las funcionalidades necesarias para una experiencia de empleo completa, se espera que nuevas funcionalidades y verticales se agreguen en el futuro cercano para extender aún más su alcance.

La irrupción de un ecosistema de talento en el escenario de las startups de tecnología de Recursos Humanos podría significar el inicio de una nueva era en la contratación y selección de personal. En tiempos de incertidumbre laboral y económica, Klimb propone una solución más eficiente y humanizada para combatir el desempleo.