Nestlé España utiliza plástico 100% reciclado en los formatos más exitosos de sus botellas de agua

68
views

Fomentar la economía circular es una de las principales prioridades de Nestlé. En esta línea, la división de aguas de la compañía ha establecido como meta que, para 2025, al menos el 50% del plástico PET utilizado en la producción de botellas provenga de material reciclado (rPET).

Para avanzar aún más en este objetivo, Nestlé ha decidido que los formatos de 0,75 cl y 1,5 litros de NESTLÉ AQUAREL, que hasta ahora contenían un 50% de rPET, pasen a utilizar 100% plástico reciclado en sus envases.

“En Nestlé seguimos ampliando el uso de plástico reciclado en formatos clave y fomentando la economía circular entre nuestros consumidores. Todo el plástico reciclado utilizado en estos envases proviene, principalmente, de otras botellas que ya han sido recicladas, dándoles así una segunda vida. Además, al reciclar cada uno de estos envases de agua, garantizamos que el proceso de transformación de cada botella en nuevas sea continuo”, ha destacado Philippe De Maillardoz, director de Nestlé Waters España.

Con esta medida, Nestlé España empleará más de 2.600 toneladas de rPET en sus formatos de agua durante este año.

Esta acción se alinea con la visión de Nestlé de evitar que cualquiera de sus envases, incluidos los plásticos, termine en la naturaleza, promoviendo un futuro sin residuos.

Los formatos de botellas de agua se producen en las plantas embotelladoras de Nestlé en Herrera del Duque (Badajoz) y Arbúcies (Girona), ambas certificadas por la Alliance for Water Stewardship (AWS). Esta certificación global promueve el uso responsable del agua, beneficiando a las comunidades locales tanto social como económicamente, al tiempo que asegura la sostenibilidad ambiental de las cuencas hidrográficas.

La certificación AWS refleja el compromiso de Nestlé con la gestión del agua en cuatro áreas clave: en sus fábricas, mejorando la eficiencia del agua; en la cuenca hidrográfica, protegiendo los recursos hídricos compartidos; en la cadena de suministro agrícola y en las comunidades locales.

Además, estas plantas no generan residuos a vertedero, promoviendo la reutilización, el reciclaje o la valorización de los residuos, siendo un modelo de desarrollo económico sostenible.

Por último, aunque la energía eléctrica utilizada en ambas plantas proviene de fuentes renovables, la planta de Nestlé en Herrera del Duque cuenta desde este año con un nuevo parque solar fotovoltaico gestionado por la compañía POWEN. Con más de 2.100 paneles de última generación y una potencia total de más de 1.100 kW, esta instalación genera casi el 20% del consumo eléctrico actual de la fábrica.