Polymat en la 54º Convención de la ANIPAC

303
views

En la última convención de Asociación Nacional de Industrias del Plástico (ANIPAC) se dieron cita todos los actores de la industria para dar opiniones, analizar innovaciones y crear una sinergia que ayude a trabajar de la mejor manera a todos los que forman parte de este sector.

El expresidente de la ANIPAC y director general de Grupo Polymat, Ángel Oria Varela, nos dio su perspectiva de lo que está viviendo la industria plástica.

Revista MP. ¿Cómo ve el presente de la industria plástica?

Ángel Oria Varela. Creo que será un semestre complicado. La volatilidad de los precios, la disrupción de la cadena de suministro, el colapso de la cadena logística, el cambio del mapa mundial de abasto entre Ucrania, Europa, Oriente Medio y China está haciendo que se reconfigure la oferta mundial de poliolefina en general. Esto coloca a nuestro mercado mexicano ante compradores que solo buscan el precio que necesitan, no necesariamente el que le puedes ofrecer. Es un año difícil, por lo que hay que estar muy comprometidos con nuestros clientes de siempre, apoyándolos, sabiendo que cualquier negocio que cierres significará poner dinero de tu bolsillo para tener un beneficio a largo plazo.

MP. ¿Cuáles son las acciones que se tienen que tomar respecto al plástico?

AOV. Yo creo que la industria es lo que es. Afortunadamente, tenemos un muy buen proveedor que es Braskem. Ellos están muy comprometidos con sus canales de distribución y sus clientes. Ha mostrado la necesidad de participar en el mercado y el interés, porque tiene nuevos proyectos de inversión, a pesar de la incertidumbre que el escenario macroeconómico nos muestra. Es un proveedor que no ve a corto plazo, sino en el beneficio de la industria plástica mexicana. Pero por otro lado, tenemos a PEMEX que funciona de manera pasiva, sin acciones reales de compromiso. Muy intermitente, lo cual genera todavía más incertidumbre. Pero no hay que olvidar que el 90 % del presupuesto de la Secretaría de Energía dejó de lado las necesidades que tiene PEMEX en inversión, no para materializar nuevos proyectos, sino para realizar mantenimiento a sus instalaciones. Me cuesta trabajo entender cómo prefieren ver el ingreso por la venta y exportación de petróleo, pero no en la venta de un producto al que se le da valor agregado y su costo se puede multiplicar por 10.

En este panorama, los que realmente ganan son los importadores norteamericanos, porque ellos saben que si tienen colapsado sus puertos en Houston, México le ofrecerá su excedente para quitarle presión y nuestro mercado aceptará el precio que sea. Esa es la situación que vive en materia de abasto y en materia de precios, donde los grandes comerciantes nos obliga a tomar decisiones, no necesariamente con un enfoque de coste económico sino de flujo efectivo.

MP. ¿Cómo ves el futuro del plástico?

AOV. Este es periodo (hasta diciembre) es de mucho cuidado. Tenemos que apoyar a nuestros clientes, haciéndoles ver que no todo en la vida es precio, que también debemos de ver el enfoque a largo plazo en la relación. En las épocas de escasez, Polymat nunca especuló, apoyó tanto a sus clientes como a sus aliados de toda la vida. Es tiempo de que haya reciprocidad en la relación y ya esto no depende de nosotros, es más un tema de convicción de nuestros aliados y clientes. Mi gente comparte esta visión: sí a los clientes les va bien, a nosotros nos va bien. Entonces hagamos lo que sea necesario para que a los clientes les vaya bien.

MP. ¿Qué opina de la convención de la ANIPAC?

AOV. Como siempre, es motivo de convivencia, de actualización en términos y de reconocimiento de todo lo que ocurre en nuestro sector. Nos brinda la oportunidad de hablar de economía circular, de las tendencias que existen mundialmente en materia de reciclaje, de normativas y las afectaciones que pueden traer estas últimas para la industria. Pero además, es un buen motivo de convivencia entre clientes, competidores y proveedores que, como se puede percatar, es una relación de mucho respeto pero al mismo tiempo de mucho cariño entre todo. Así ha sido durante las tres décadas en las que he asistido, manteniendo esa relación sin menospreciar a nadie, pero siempre dándole el lugar que cada quien merece y que tiene en el mercado.