Preservativos que cuidan el medioambiente

78
views
Preservativos que cuidan el medioambiente

Existen algunas marcas de preservativos que han desarrollado distintos modelos sostenibles y biodegradables.

Los condones, además de ayudar a prevenir embarazos, también previenen infecciones de transmisión sexual (ITS). Su precio es relativamente bajo y se encuentran disponibles para comprarlos. Ahora bien, cuando el foco está puesto en el medioambiente, es importante considerar si estos productos son o no contaminantes.

Según Green Queen, cada año se compran y se desechan 5 mil millones de preservativos, por lo que representan una fuente importante de residuos.

La mayoría de las marcas de preservativos no tienen propiedades biodegradables, y todos deben tirarse después de un solo uso. Esto es debido a que muchas marcas tienen látex entre sus ingredientes. Si bien el látex puede derivarse naturalmente de los árboles, los preservativos típicos de látex no se elaboran con caucho natural 100% puro, para que sean lo más finos y cómodos posible. En cambio, pueden contener una mezcla de látex derivado del caucho natural y látex sintético llamado poliisopreno, que tampoco es biodegradable.

Otras marcas que se encuentran en el mercado tienen cualidades antialérgicas e incluso están elaboradas para quienes son sensibles al látex. Ellas pueden utilizar poliuretano, que es un tipo de plástico no biodegradable que requiere petróleo para su fabricación. Si bien estas son alternativas útiles, estos condones son más intensivos en carbono, además de ser una fuente de residuos, y poseen estabilizadores, conservantes y agentes endurecedores, que pueden perjudicar aún más su descomposición una vez utilizados y desechados.

Los preservativos comunes suelen contener caseína, un subproducto animal derivado de la leche de vaca o de cabra, por lo que no son aptos para veganos ni son libres de crueldad.

Una versión natural que se ha utilizado durante muchos años son los preservativos de piel de cordero. Si bien son una opción ecológica, no son adecuados para los veganos, tampoco ofrecen protección contra las ITS, porque si bien los poros del material no son lo suficientemente pequeños como para bloquear la mayoría de los tipos de ITS, incluido el VIH.

Independientemente del tipo de preservativo que se elija, es importante que no se desechen por el inodoro, para evitar que se produzcan consecuencias dañinas para los sistemas de alcantarillado, los cursos de agua y la vida acuática.

Todos los preservativos deben tirarse a la basura, incluidos los tipos biodegradables, naturales y sin toxinas, que podrán descomponerse de forma segura en los vertederos.

Algunas marcas ya han elaborado algunos tipos de condones más sostenibles y biodegradables. Sustain Natural, HANX, Fair Squared, son marcas que han presentado propuestas diferentes y con características sostenibles.

Afortunadamente ya están aumentando las opciones disponibles para la preservación del planeta, también en este rubro. Es recomendable entonces utilizar preservativos ecológicos, no solo para evitar embarazos no deseados y enfermedades, sino también para preservar el medioambiente del efecto perjudicial que se desencadena una vez desechados.