Una solución sostenible para los residuos de embalajes

141
views
Una solución sostenible para los residuos de embalajes

Los supermercados e instalaciones de procesamiento de alimentos, ahora tienen una solución mucho más práctica para deshacerse de sus residuos de embalajes a la vez que preserva el medioambiente.

A través de la caja SEAclic de Storopack elaborada con base biológica es posible compostar in situ junto con los residuos de alimentos sin tener que limpiarlo primero, solo se necesita un compostador GreenGood instalado en el supermercado o en las instalaciones.

El aire, el calor y los microbios del ambiente logran transformar el embalaje y los desechos de los alimentos en un sustrato que reduce hasta un 90% los residuos en el término de 24 horas. Además, ese mismo sustrato es apto para ser utilizado como fertilizante.

La caja SEAclic está elaborada con un plástico compostable y certificado de acuerdo con EN 13432.  Tiene las mismas características favorables que el EPS en cuanto a higiene, aislamiento y protección para el transporte.

El mencionado embalaje protector para alimentos ha recibido múltiples premios, entre ellos el Oscar 2019 al embalaje y el Ocean’s Calling Award otorgado por OceanWise, un proyecto apoyado por Sociedade Ponto Verde.

Tanto para los supermercados como para las instalaciones de la industria de alimentos, deshacerse de los embalajes de transporte una vez utilizados resulta un procedimiento costoso y complicado. Para evitar los malos olores y la contaminación se requiere limpiar de los restos de alimentos a cada embalaje y refrigerarlos hasta el momento en que sean recolectados.

Con esta nueva solución, el proceso resulta más higiénico a la vez que evita los malos olores sin necesidad de que deban refrigerarse hasta su recolección.

Este compostaje reduce también la frecuencia de recolección, disminuyendo la frecuencia de los transportes a una vez a la semana.

Un beneficio adicional que presenta caja SEAclic de base biológica es la de ser más liviana y fuerte, pudiendo resistir a golpes y movimientos bruscos, garantizando, además, la continuidad de la cadena de frío. Tiene un diseño ecológico, a través de un sistema de clic se puede cerrar de manera segura sin necesitar adhesivos para ello.