Una tormenta de sostenibilidad: ¿por qué debería importarles a las organizaciones?

95
views

Por Douglas Wallace, Gerente de Ventas de Distrito, América Latina y el Caribe (Excepto Brasil) en Pure Storage

Se está gestando otra tormenta en torno a la sostenibilidad y, para quienes han estado siguiendo el tema durante años, es una tormenta sorprendente que divide la opinión. En Estados Unidos, algunas organizaciones se están moviendo para minimizar las consideraciones ambientales en las inversiones financieras, y algunos estados han promulgado regulaciones para mantener los aspectos ESG fuera de la agenda.

En Europa, está sucediendo lo contrario: en los Países Bajos se lleva a empresas a los tribunales por no ser lo suficientemente ecológicas ni lo suficientemente rápidas. Como resultado de la Ley de Eficiencia Energética, en Alemania, todas las organizaciones deben informar sobre sus objetivos y planificar para ser neutrales en carbono (de acuerdo con las regulaciones de la UE) para 2045. Como parte de esto, para 2030, las organizaciones alemanas deben haber hecho avances reales para lograr estos objetivos.

Este contraste es sorprendente por la conciencia que existe sobre la importancia de la sostenibilidad. La gente debería poner su granito de arena para reducir las emisiones de carbono y responsabilizar a sus organizaciones y gobiernos para que también actúen de manera sostenible. Impacta en todas las áreas; desde las decisiones a pequeña escala como comprar un portátil nuevo; a gran escala, como lo que hay en la pila tecnológica de una organización; y luego decisiones macro de los gobiernos y la industria.

Si bien muchas organizaciones han aceptado la necesidad de ser más sostenibles, aquí hay cinco razones para cualquiera que todavía necesite una directriz.

1. Consulta los marcos existentes para obtener orientación.

El ritmo del cambio puede parecer lento y engorroso, ya que hay muchos caminos que elegir y muchas metodologías diferentes a las que adherirse. Comienza con la medición: Alcance 1, 2 y 3 para comprender el punto de partida individual de una organización. Una vez que se comprenda la situación, busca marcos externos para ayudar a reducir las emisiones y mapear el progreso.

Existen los marcos de presentación de informes GRI y SASB, así como los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (ODS) y la Directiva sobre informes de sostenibilidad corporativa (CSRD) de la UE. El CSRD refuerza las normas relativas a la información social y ambiental que las empresas deben reportar. Estas nuevas normas pretenden ayudar a los inversores a la hora de evaluar el impacto que las empresas tienen en la sociedad y el medio ambiente, así como orientar a las organizaciones antes de tomar decisiones de compra. Esto es bueno para garantizar que tanto las empresas como los gobiernos actúen de manera responsable y trabajen para reducir las emisiones generales. Estos marcos también nivelan el campo de juego y significan que es en gran medida posible comparar manzanas con manzanas.

2. Los clientes quieren esto

Esto ya no es un ejercicio de marcar casillas, sino que se ha convertido en un criterio a nivel empresarial para seleccionar proveedores. Hace unos años, los clientes no pedían información sobre cuán sustentable era la tecnología o qué pueden hacer los vendedores/proveedores para ayudarlos a alcanzar sus objetivos de sustentabilidad.

Sin embargo, ahora Pure Storage ve credenciales ecológicas incorporadas en cada RFP a la que se responde. No es para mostrar: es una parte clave de cómo se toman las decisiones. Las empresas globales están diciendo a los proveedores de tecnología que deben cumplir con ciertos estándares y demostrar cifras precisas sobre el uso reducido de energía o no serán considerados.

No sólo eso, sino que los socios del canal tecnológico están desarrollando sus propias prácticas dedicadas a la sostenibilidad. Los ganadores serán aquellos que hayan desarrollado experiencia, sepan cómo identificar la tecnología que es verdaderamente ecológica y puedan asesorar a los clientes sobre el mejor camino.

La tecnología Flash es una de esas áreas para el almacenamiento de datos. Algunas soluciones flash están diseñadas para ser hasta un 85% más eficientes energéticamente y ocupar menos espacio en los centros de datos, además de requerir menos energía para funcionar y enfriarse. Los desechos electrónicos son otra consideración: las organizaciones deben seleccionar proveedores que puedan reducir significativamente el volumen y la regularidad de los dispositivos enviados al vertedero.

3. Las oportunidades económicas son enormes

Habrá una ola de nuevas empresas que surgirán para satisfacer una demanda creciente en el mercado para respaldar las estrategias de sostenibilidad. No solo eso, sino que las organizaciones que han estado ofreciendo soluciones más sostenibles durante años obtendrán el beneficio en términos de satisfacción del cliente y de reducción del uso de carbono tanto de ellos como de sus clientes.

Como se mencionó anteriormente, los clientes están pidiendo esto: los objetivos ESG, los objetivos de emisiones y el cumplimiento de los estándares nacionales e internacionales se están agregando a las RFP. Aquellas empresas que no puedan demostrar que están tomando medidas para reducir sus emisiones de carbono o que no están trabajando para cumplir los objetivos de Alcance 1, 2 y 3 serán perdedoras financieras, ya que ya están siendo excluidas de los acuerdos. Las empresas deben empezar a abordar las cuestiones ESG desde todos los ángulos. Sin apoyarnos demasiado en un viejo tropo empresarial, este es el momento de pensar de forma innovadora.

4. Obligaciones morales

La evidencia está ahí: el planeta ha superado los 1,5 grados de calentamiento global en todo un año. Por el bien de las generaciones futuras y de un planeta sano, se debe hacer más para gestionar y reducir las emisiones y el consumo de energía. Si no se hace lo suficiente para reducir el calentamiento global, rápidamente se convertirá en un problema más costoso con miles, sino millones, de personas desplazadas que necesitarán mudarse permanentemente. Los gobiernos de algunos países están monitoreando de cerca las afirmaciones falsas: en el Reino Unido, el organismo de control de la publicidad utilizará la inteligencia artificial para tomar medidas drásticas contra las afirmaciones ambientales falsas y facilitar que las organizaciones seleccionen proveedores que realmente estén haciendo “lo correcto”.

5. Adquisición de talento y cada parte de E, S y G

La fuerza laboral del futuro no desea trabajar para empresas fantasmas vacías sólo con fines de lucro. La forma en que una organización aborda y promulga la sostenibilidad está atrayendo cada vez más atención. Especialmente para los de la generación más joven. Los empleados y los futuros miembros del equipo son partes interesadas importantes que no deben pasarse por alto a la hora de tomar decisiones basadas en criterios de sostenibilidad o los aspectos de responsabilidad social y gobierno corporativo de ESG.

Montando la tormenta

Para muchas organizaciones, ser más sostenibles es una opción obvia. Hay pruebas de que es de vital importancia para nuestro futuro. Creará nuevas oportunidades de negocio para la innovación y el crecimiento para aquellos que sean inteligentes y miren hacia el futuro. Recientemente, un analista de Barclays pidió a las empresas de tecnología que desempeñaran un papel más activo y aportaran energía a la red, por ejemplo, generando más energía renovable. Si todas las organizaciones y departamentos gubernamentales progresan, será más fácil aceptar este cambio y capear la tormenta para crear un futuro más sostenible.